Espacio de coworking ¿ambiente laboral óptimo?

 

 

 

¿En qué tipo de empresa quieres trabajar? En estos tiempos de crisis donde el trabajo escasea mucho más que en años anteriores, encontrar un espacio de coworking, es en gran medida difícil.

Muchas personas no esperan el trabajo ideal, sino que llegan a conformarse con cualquier lugar donde puedan desarrollarse medianamente y seguir creciendo como profesionales. Pero ¿qué hace a un ambiente laboral óptimo, excepcional? ¿Tecnología? ¿Innovación? ¿La gerencia? ¿El departamento de Recursos Humanos? ¿Los salarios? ¿La gente? Todos estos elementos sin duda hacen un ambiente laboral óptimo, pero seguramente el más importante, es y será siempre la gente.

La gente es sin duda alguna lo que hace la diferencia en una empresa. Es la que puede hacer que una organización suba a niveles de clase mundial, o baje a niveles de mediocridad. Cuando se habla de la gente hay que agrupar desde el que hace la limpieza hasta el más alto directivo de la organización. Todos están conectados por la cultura que durante años se ha transmitido como una sutil niebla a cada uno de los departamentos.

Al crear un espacio de coworking, el beneficio es mutuo. El ambiente que es transmitido por los líderes, impregna a cada colaborador y es revertido hacia dichos líderes cargado de entusiasmo y buenas ideas para seguir construyendo una empresa donde es agradable trabajar. Ya ni siquiera se podría hablar de lugar de trabajo, sino “lugar de colaboración”.

La Organización DBAccess (@DBAccess) es un excelente ejemplo de que sí se puede crear un esoacio de coworking de clase mundial en Venezuela. Ese poder de decisión que cada uno de nosotros tenemos internamente, es lo que determina realmente qué clase de lugar de trabajo se quiere disfrutar. Existen otros lugares en el mundo donde el espacio de coworking ayuda a la sana interacción en los lugares de trabajo, donde la oportunidad de tener un ambiente laboral óptimo es más probable.

Si realmente deseas un espacio de coworking excepcional, no te queda otra opción que crearlo diariamente, renovando tu mente con una nueva actitud. Seas el líder o no, siempre habrá algo que aportarás a este tipo de organización.

Trabajar en una organización de tipo mundial depende de cada individuo. No se trata muchas veces de encontrar ese ambiente laboral óptimo sino hacerlo ideal. La pregunta con la que empezamos, en qué tipo de empresa quieres trabajar, se responde mejor cuando entendemos que depende de cada uno de nosotros.

Termino con una reflexión de Viktor Frankl: “El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad”.

 

José Manuel Pujol Hernández

@JoseMPujolH